Videos de juegos de las 2010

Análisis Super Mario 64 – fin

mario-64

Secunda parte de la analisis de Super Mario 64

A través de los portales podemos viajar a los distintos parajes del reino champiñón, e ir cumpliendo determinadas misiones que al ser completadas, nos es entregada una estrella. El argumento desde su base parece sencillo, pero hay que jugarlo para darse cuenta de lo enrevesado que puede llegar a ser recorrer el castillo e ir descubriendo nuevos portales a otros parajes, que en muchas ocasiones están escondidos, y que hacen que tengamos que investigar a fondo todo el complejo en su búsqueda.

En cuanto al asunto de las estrellas, el juego posee la cifra de 120 estrellas a conseguir, aunque no son necesarias todas para poder llegar al final. Eso si el juego de vez en cuando te pide el requisito de poseer cierto número de estrellas, lo que hace que aunque no lleguemos a conseguir todas, tendremos que conseguir la gran mayoría.

En cuanto al apartado gráfico, como padre del genero en 3D, fue el juego que inauguró esta tecnología, y estaba muy verde, ya que los programadores no poseían la suficiente experiencia para exprimir totalmente el software en ese sentido. Por este motivo, aunque en su día era algo nunca visto, actualmente muchos dirán que no es más que un conjunto de escenarios poligonales, con escasas y pobres texturas, los cuales  contienen unos enemigos formados por un número escaso de polígonos.  Independientemente de estos, el personaje principal, Mario, cuenta con una cantidad algo mayor de polígonos, así como de una gran cantidad de animaciones,  asignados a cada movimiento, lo que hizo que en su día, fuera un personaje sorprendente y muy gracioso con una gran cantidad de posibilidades de movimiento.

En cuanto al sonido, el  juego cumple bien, teniendo todas las melodías típicas de juegos anteriores, las cuales se mantienen asignados a cada distinto nivel. Si bien es verdad que, al igual que las gráficos, estas se han quedado anticuados en cuanto a calidad, pero aún así son variadas, y no se puede decir que sean demasiado repetitivas.

Para terminar, el punto decisivo del análisis de este juego es el control, adaptado desde el mando original de la nintendo 64. Hay dos opciones para jugarlo, bien con el mando classic, o bien con el mando de la gamecube. Si bien es cierto que no funcionan igual en cuanto a la precisión de movimientos, los dos dan unos resultados bastante buenos al emular al mando de la N64.El mando mas recomendable y preciso es el mando classic, debido a la organización de los botones y los joysticks, pero el mando de gamecube proporciona una experiencia menos precisa, pero mas cercana a la que se vive con el mando de la N64.

Sin duda la consola virtual, en su apartado de N64, se ha estrenado con el titulo que en su día fue el mas representativo de dicha maquina, y ofrece una buena oportunidad para que los que entonces no lo pudieron probar, lo prueben, y para los que ya lo jugaron, de volver a jugar a esta obra maestra de los videojuegos, que esta disponible en el catalogo de juegos a descargar, por la cifra de 1000 puntos.

 

Deja un comentario